Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504

 

Las ventas de inmuebles de segunda mano tributan en Cataluña al tipo del 10% en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (11% para los que superen un valor de 1 millón de euros).

La tributación, de acuerdo con lo dispuesto en la norma, se realiza sobre el valor de mercado del inmueble transmitido, el cual, normalmente coincide con el precio acordado entre las partes e indicado en la escritura pública de compraventa.

Sin embargo, puede ocurrir que, Hacienda, considere que el precio de la transmisión es inferior al de mercado y efectúe una liquidación complementaria por la diferencia.

Pero, para ello, la Administración debe aportar pruebas de que, efectivamente, el precio de mercado es superior al declarado, por ejemplo aportando los precios medios de mercado para inmuebles similares o un informe del perito de la administración.

Dejando aparte la petición de una tasación pericial contradictoria -al que el contribuyente puede optar en cualquier momento del procedimiento-, es importante conocer que, si Hacienda pretende probar el valor de mercado por comparativa con otros inmuebles, debe, según reciente resolución del TEAC identificar los inmuebles utilizados para obtener la valoración, especificando las características que los hacen comparables. Si el valor de dichos inmuebles figura en escrituras públicas, las mismas deben ser acompañadas al informe que emita Hacienda.

Pura lógica: la Administración debe demostrar que sus datos son objetivos y el contribuyente debe poder comprobarlo. Lo contrario supondría la indefensión en el procedimiento y el contribuyente debería recurrir.