Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504

Bien conocidas son las condenas en costas de un procedimiento judicial, en la que una parte queda obligada a pagar los gastos del procedimiento de la otra.

Pues bien, una reciente consulta vinculante de la DGT señala que,dicho importe, a efectos de IRPF, debe ser considerado una pérdida patrimonial del ejercicio en que la sentencia es firme.

Recuerda que las pérdidas patrimoniales, en el IRPF, pueden compensarse con ganancias patrimoniales en el ejercicio en que se producen y en los 4 siguientes, por lo que puede ser un buen momento para, por ejemplo, realizar beneficios de cartera.

En definitiva, debidamente planificado, puedes llegar a recuperar un 23% del importe pagado. Algo es algo.