Recupera la plusvalía municipal que pagaste por la venta de tu inmueble + info
(+34) 934 150 504

Imaginemos una sociedad que inicia su actividad de promoción inmobiliaria. Adquiere, en su primer año, diversos solares, locales por los que soporta y deduce IVA y viviendas, sujetas y exentas del impuesto.

Las circunstancias del inicio del negocio traen como consecuencia que, durante el primer ejercicio sólo transmite viviendas sin repercutir IVA por encontrarse exentas.

Imaginemos también que, la sociedad, olvidó presentar la correspondiente declaración censal 036, en el plazo perceptivo, comunicando su intención de aplicar la prorrata especial, que le permitiría deducir, sin regularizaciones, la totalidad del IVA soportado en los locales y solares. En principio, al no haber optado, deberá aplicar la prorrata general, de manera que sólo serán deducibles los IVAs soportados en la proporción de las transmisiones efectuadas repercutiendo el impuesto respecto al total. En el caso descrito, no podría deducir ni un euro.

Pero, ¿qué ocurre si el contribuyente actúa como si la hubiese solicitado, deduciendo la totalidad del IVA?

Sin duda, Hacienda, en sede de revisión en gestión o inspección tributaria, considerará que no existe derecho a las cuotas de IVA deducidas y regularizará la situación mediante la práctica de una liquidación adicional.

Sin embargo, el TEAC, en reciente resolución ha entendido que sí es de aplicación la prorrata especial en base a los siguientes argumentos extraídos de sentencias del Tribunal Supremo

• No es posible admitir como motivo de improcedencia para aplicar la prorrata especial, el hecho de no haber optado formalmente por ella ya que considera que la regla general debe ser aplicar la prorrata especial y no la prorrata general.
• Aunque no sea incompatible con la directiva comunitaria la exigencia de la comunicación de la opción, la falta de elección de una u otra opción por parte del contribuyente no debe suponer la pérdida al derecho a aplicar la prorrata especial.

Al final, como siempre opina el Supremo y los tribunales europeos, debe privar la neutralidad del impuesto sobre los aspectos formales.