Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

Me repetiré: para que una actividad de arrendamiento de inmuebles sea considerada actividad económica a efectos del IRPF debe disponer de una persona empleada a jornada completa dedicada a gestionarla.

Esa, es condición indispensable, para que una actividad de ese tipo tenga acceso a la exención en el Impuesto de Patrimonio y la bonificación del 95% en el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Hubo un tiempo, muy pasado ya, en que la mera existencia del empleado y local era considerada suficiente por la Administración para aceptar, ciñéndose a la literalidad de la norma, la existencia de la actividad económica.

Sin embargo, ya hace tiempo que el criterio de la Administración es que, esa, es una condición necesaria pero no suficiente.

Hacienda opina que, para justificar la existencia de actividad económica en el arrendamiento de inmuebles, debe haber la masa crítica necesaria que justifique la existencia de medios materiales y humanos para gestionar la actividad. Así, cuando son pocos los inmuebles puestos en arrendamiento, la Administración no está aceptando la existencia de actividad económica aunque se disponga de los requisitos formales dispuestos por la norma.

La pregunta que reiteran los clientes es ¿cuántos inmuebles son necesarios para que el funcionario de turno considere que hay masa crítica suficiente?.¿5, 10, 25, 50, 100…1000?. No hay respuesta a eso. La inseguridad jurídica es evidente.

Por contra, algunos tribunales han empezado a utilizar la misma filosofía, cuando se evidencia que existe una verdadera actividad económica, para mantener que la misma puede existir aunque no exista un empleado contratado y las labores de gestión sean realizadas por un tercero externo. Habrá que ver como evoluciona este criterio, pero hoy por hoy, es un camino largo, litigioso e inseguro.