El alquiler turístico ¿con IVA o sin IVA?

 

 

Llegó el verano y muchos son los propietarios de apartamentos y casas que aprovechan el boom turístico para alquilar temporalmente sus inmuebles.

Ya hace algún tiempo que, aprovechando que la mayoría son anunciados en internet, Hacienda tiene echado el ojo a estos ingresos y advierte en los borradores que deben tributar en IRPF.

Pero, ¿Qué ocurre con el IVA?

Los alquileres de viviendas con fines turísticos en los que no se presten servicios propios de la industria hotelera (restaurante, limpieza y lavado de ropa periódicamente, etc.) se encuentran sujetos y exentos del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Es decir, si se alquila el apartamento, como se hace habitualmente, sin esos servicios, no deberá cobrarse IVA. Si, por el contrario, se prestasen todos esos servicios, el arrendador debería darse de alta como empresario y facturar con IVA.

Debe tenerse en cuenta que, la limpieza y cambio de sabanas y toallas antes de la entrada del nuevo inquilino, no se considera servicio propio de la industria hotelera.

 

 

El Impuesto de Sociedades y los morosos que dejan de serlo

 

 

 

La normativa contable considera que, en atención al principio de prudencia, un saldo de un cliente moroso debe dotarse como pérdida en el momento en que se conoce la dificultad de su cobro.

La normativa fiscal, como no, es más restrictiva y sólo permite la deducción del gasto en el Impuesto de Sociedades cuando el cliente ha presentado concurso de acreedores o cuando han transcurrido 6 meses desde el vencimiento de la factura.

La dificultad contable y fiscal estriba cuando, a 31 de diciembre, el cliente lleva meses impagando su saldo y, durante el año siguiente, antes de la presentación del Impuesto de Sociedades, en julio, se cobra el saldo o se llega un acuerdo de aplazamiento y fraccionamiento de la deuda, garantizando el importe.

¿Debe mantenerse la dotación contable del moroso a 31 de diciembre si las cuentas no estaban cerradas? En caso afirmativo, ¿es fiscalmente deducible?

Contablemente, únicamente debe eliminarse la dotación contable de la pérdida si, entre la fecha de cierre del ejercicio y la formulación de las cuentas anuales, se confirman circunstancias conocidas al cierre, que convierten al moroso en cobrable.

Fiscalmente, debe atenderse a las circunstancias conocidas a 31 de diciembre. Si, a esa fecha, está registrado como pérdida y cumple los requisitos -concurso o transcurso de 6 meses-, no importa lo que haya ocurrido posteriormente, es deducible a fecha de cierre.

 

 

 

¿Se pierde la bonificación de empresa familiar por aportar lo heredado a una sociedad?

 

 

Una vez cumplidos los requisitos para optar a la reducción del 95% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones por empresa familiar, y aplicado el beneficio fiscal, queda una última condición para consolidarlo: el mantenimiento de lo heredado en el patrimonio del interesado y, además, con derecho a la exención en el Impuesto de Patrimonio.

Dicho mantenimiento será de 5 ó 10 años, según la comunidad autónoma.

Ello es debido a que la intención del legislador es el mantenimiento de la empresa familiar como base de la economía del país. Quiere que la misma perdure en el tiempo. No tendría sentido reducir los impuestos a alguien que hereda y luego deshace o transmite el negocio.

Pero ¿qué ocurre si lo heredado es aportado a una Sociedad, obteniendo, a cambio acciones de la misma?

Pues, Hacienda opina, esta vez con sentido común, que si se mantiene el valor de lo heredado y las acciones percibidas tienen derecho a la exención de Patrimonio, no se entiende incumplido el requisito de permanencia.

 

 

 

Empresa familiar, holding y reservas

 

 

empresa familiarSabido es de de sobra que, para alcanzar la exención en Impuesto de Patrimonio por empresa familiar, uno de los requisitos es que más del 50% del activo esté formado por elementos afectos a la actividad económica de la Sociedad.

En el caso de las sociedades holding, tan habituales en los grupos empresariales, la tenencia de las participaciones de las filiales operativas que desarrollan operaciones económicas, siempre genera dudas sobre el cumplimiento de este requisito.

Pues bien, la DGT lo tiene claro y así lo ha expuesto en reciente consulta vinculante, indicando que las inversiones financieras adquiridas con beneficios no distribuidos de actividades económicas de los últimos 10 años (más el año en curso) se podrán computar como afectos.

También aclara la consulta que el balance a considerar a efectos de la citada exención debe ser el último aprobado dentro del plazo legal para la presentación del Impuesto sobre Patrimonio.

 

 

 

Jubilación y empresa familiar

 

 

Jubilación y empresa familiarRecordemos que, uno de los requisitos -necesario pero no suficiente- para la exención en el Impuesto de Patrimonio y la reducción en el Impuesto de Sucesiones de las actividades de arrendamiento de inmuebles es contar, para el desarrollo de esta actividad, con una persona contratada a tiempo completo.

Asimismo, se requiere que el titular de la explotación ejerza la actividad de forma habitual, personal y directa.

Pero, ¿qué ocurre si el titular pasa a percibir la pensión de jubilación? ¿Es suficiente disponer de personal contratado para defender la continuidad de la exención

La Tesorería General de la Seguridad social, opina que la situación de jubilación, aunque no sea incompatible con la realización de la actividad, imposibilita que se realice de forma personal y directa. En base a ello, Hacienda entiende que, con la jubilación se pierde la exención en el Impuesto del Patrimonio y la bonificación en el ISD.

 

 

 

La reducción del 60% en los alquileres de no residentes

 

 

 

alquileres de no residentesEl IRPF prevé una reducción del 60% del rendimiento sobre las rentas percibidas por alquileres de viviendas. Es la forma que tiene el legislador de favorecer el alquiler de este tipo de inmuebles.

Sin embargo, en el caso de los alquileres de no residentes que poseen un inmueble en España, no se puede aplicar esa reducción. El IRNR no lo prevé.
Pues bien, la Comisión Europea considera que esta diferencia de trato es discriminatoria y restringe la libre circulación de capitales por la UE y ya ha puesto plazo a España -2 meses- para que modifique la norma.

Mientras no se modifique la norma, lo prudente es declarar sin la reducción e instar la rectificación de la autoliquidación para que le sea aplicada. De la misma forma, conviene plantearse instar la rectificación de los periodos no prescritos.

 

 

 

Equivoqué el destinatario de la factura, ¿qué hago?

 

 

 

destinatario de la factura¿A quién no le ha pasado nunca? Un error al introducir el NIF en el sistema, un simple despiste, y la factura se emite y envía con el número, importe y fecha correcta pero a un destinatario erróneo.

La tentación es llamar al cliente al que nunca debió enviarse y pedirle que la destruya. Pero, ¿es lo correcto?.

Pues bien, Hacienda considera que el procedimiento correcto es la emisión de una factura rectificativa, anulando la incorrecta, indicando todos los importes en negativo y la emisión de una nueva factura al destinatario correcto.

Conviene recordar que aquellas sociedades incluidas en el sistema SII, remiten sus facturas diariamente a Hacienda, por lo que este tipo de errores deben subsanarse de esta manera, la hayan o no enviado al cliente erróneo.

 

 

 

El seguro medico exento en los administradores

 

 

seguro médico exentoEl seguro médico exento es uno de los incentivos existentes en el IRPF que aprovechan empleados y empresas para pactar las condiciones laborales con el menor coste impositivo.

Autónomos y empleados pueden disfrutar, cumpliendo ciertos requisitos y con el límite económico de 500€ por persona (el propio empleado, su cónyuge y los descendientes) de un seguro de enfermedad sin tener que tributar por él como sueldo.

Pero, cuidado, es opinión reiterada de Hacienda, que esa exención no es extensible a la remuneración de los administradores de empresas puesto que su relación no es laboral sino mercantil, por lo que, en esos casos, tributa como retribución en especie.

 

 

 

Grupos de IVA y Sociedades Extranjeras

 

 

régimen especial de Grupos de IVA

El régimen especial de Grupos de IVA permite compensar, mensualmente, cuotas a pagar por unas empresas del grupo con cuotas a compensar de otras.

Su aplicación puede suponer importantes ahorros financieros en grupos donde hay sociedades con liquidaciones de IVA a devolver habitualmente.

Para poder aplicarlo, entre otros requisitos, los grupos deben estar organizados en forma de holding, sin que sea posible que, la sociedad dominante del mismo, sea una entidad extranjera. Así lo ha resuelto recientemente una consulta de Hacienda indicando que no está prevista esa posibilidad en la norma.

 

 

 

Retención no practicada ¿aplicable en el IRPF?

 

 

En ocasiones, las empresas, voluntaria o involuntariamente, practican a sus empleados una retención por IRPF inferior a la que correspondería aplicando la norma.

Esto ocurre especialmente con ocasión de las indemnizaciones por despido. Errores en las cantidades que deben considerarse exentas o irregulares, llevan a las empresas a practicar menos retenciones de las obligatorias.

Pues bien, siempre que el motivo del error sea imputable al retenedor, el empleado puede computarse en su IRPF la retención que en realidad debería haberse ingresado. Evidentemente, Hacienda podrá reclamar a la empresa la retención no practicada