Cuidado con los planes de mutualidad de los abogados

 

 

Los planes de pensiones pueden ser traspasados de un plan a otro, de una entidad a otra, sin tributar, salvo que se cobre la prestación.

Sin embargo existen colectivos, como los abogados, que suscribe planes universales de la Mutualidad de la Abogacía que, siendo básicamente lo mismo o muy similar, no tienen el mismo tratamiento fiscal.

La normativa vigente prevé la libre movilización de los planes de pensiones, planes de previsión asegurados y planes de previsión social empresarial. Sin embargo, no prevé la movilización de los derechos de mutualidades de previsión social.

Por tanto, no es posible realizar el traspaso de un Plan Universal de la Abogacía (que es un plan de mutualidad de previsión social) a un plan de pensiones, sin tributar. La disposición que se realice de esos fondos tributará como rendimientos del trabajo en el ejercicio en que se produzca.

 

 

La reserva de capitalización en sociedades patrimoniales

 

 

Una de las pocas posibilidades de reducir, de una manera efectiva, la imposición en el Impuesto de Sociedades, es la aplicación de la reserva de capitalización.

Dadas las limitaciones que, sobre los incentivos fiscales, la legislación impone a las empresas patrimoniales, no es descartable pensar que no van a poder aplicarla.

Sin embargo, Hacienda ha publicado expresamente en su web INFORMA que, dado que no se establecen limitaciones para su aplicación, las entidades patrimoniales pueden aplicar la reserva de capitalización.

 

IRPF. El inquilino no paga. ¿Tributa?

 

 

Es una de las preguntas habituales de las personas que tienen inmuebles arrendados, que no cobran el alquiler por tener el inquilino dificultades de pago y temen tener que tributar como si cobrasen.

Pues, lamentablemente, la respuesta es, en principio sí. El arrendador debe incluir en su IRPF las cantidades pactadas por contrato aunque no hayan sido percibidas.

No obstante, transcurridos 6 meses desde el vencimiento, podrá deducir esos importes como gasto por saldos de dudoso cobro. Esta mecánica puede hacer que, en el ejercicio de devengo de los alquileres, los tribute y, en el ejercicio siguiente, los recupere.

Si, finalmente, logra cobrar, deberá declararlos como ingreso en el ejercicio en que sean cobrados.

 

 

¿La holding tiene actividad económica?

 

 

Una de las obsesiones fiscales de los grupos de empresas es asegurarse que más del 50% de los activos de la sociedad holding está afecto a actividades empresariales, accediendo , con ello,- y junto a otros requisitos, la exención en el Impuesto de Patrimonio de los socios, la bonificación del 95% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y, en determinadas circunstancias, evitando la consideración de sociedad patrimonial a efectos del Impuesto de Sociedades.

En ocasiones, ocurre que, la holding, por diversas circunstancias, dispone de activos operativos, como puede ser maquinaria o naves industriales.

Pues bien, debe tenerse en cuenta que, si la holding cede a sus filiales, esos activos mediante un contrato de arrendamiento de empresa, ello supone una cesión de negocio como unidad patrimonial con vida propia y, los activos objeto de cesión, se consideran afecto a actividades económicas en la empresa matriz.

Con ello, a efectos de los impuestos citados, no se han de computar los valores en la participada y, los activos objeto de cesión, han de considerarse afectos a la actividad económica mientras exista el contrato.

 

IRPF. A vueltas con el concepto de vivienda habitual

 

 

 

Para que una vivienda transmitida goce de la exención por reinversión por vivienda habitual debe haber constituido la residencia continuada del contribuyente durante un mínimo de tres años y haber sido habitada, de manera efectiva y permanentemente, en un plazo de 12 meses desde la fecha de su adquisición.

Es decir, se adquiere, se habita antes de 12 meses y se mantiene habitada, siempre por el propio contribuyente, durante un mínimo de 3 años.

Se plantea la duda de si se considera vivienda habitual si, con anterioridad a la adquisición, el contribuyente estaba habitando la vivienda, lográndose los 3 años necesarios, considerando ese periodo.

Pues bien, los tribunales lo tienen claro. No se considera que dicha vivienda fuese habitual y, por tanto, no tiene derecho a la exención por reinversión en IRPF.

 

La autocartera no tributa

 

 

Cuando una sociedad adquiere participaciones de uno de los socios en autocartera las registra en su activo por el precio de adquisición.

Si, posteriormente, reduce capital para amortizarlas no se produce ningún resultado contable de acuerdo con lo estipulado en el PGC.

Pues bien, la normativa del Impuesto de Sociedades no prevé corrección alguna sobre ese criterio contable y, por tanto, no existiendo resultado alguno, no habrá tributación.

 

Ventajas del precio mínimo de venta de las participaciones en IRPF

 

 

 

En IRPF el precio de transmisión de participaciones de sociedades no cotizadas está tasado.

Salvo prueba en contrario, el precio no puede ser inferior al mayor de los tres siguientes valores:

El valor nominal.
El valor teórico contable que figure en el último balance cerrado de la sociedad.
El resultado de capitalizar al 20% el promedio de los beneficios de la sociedad en los tres últimos ejercicios cerrados.

Evidentemente, esto, salvo que se disponga de pruebas evidentes de un precio inferior (minusvalías latentes, contingencias no reconocidas en el balance, etc) supone un hándicap a la hora de fijar el precio de la transmisión ya que, aunque se realice por un precio inferior, el vendedor va a tener que tributar por el mínimo.

Pero, ese mínimo, para el comprador tiene su ventaja. Si el adquirente vende, más adelante, esas participaciones, puede tomar como valor de adquisición el precio mínimo en lugar del pagado, produciéndose una menor ganancia en su IRPF. Es decir, lo pagado de más por el vendedor inicial es pagado de menos por el adquirente en una posterior transmisión.

Eso sí, debe tenerse en cuenta que, si la transmisión inicial fuese impugnada por el vendedor y aceptado por Hacienda, el precio de transmisión debería ser el declarado.

 

Amortización de maquinaria usada varios turno

 

 

Recordemos que la normativa fiscal prevé unas tablas de amortización con porcentajes de amortización mínimos y máximos para que los elementos del inmovilizado sean fiscalmente deducibles en el Impuesto de Sociedades,

Es sabido que, esos porcentajes pueden multiplicarse por 2 en el caso de elementos usados o por 1,5 para las empresas de reducida dimensión.

Pero, es menos conocido,que puede acelerarse su amortización cuando se utilicen, cada día, en más de un turno, siempre que no sea imprescindible por su naturaleza técnica.

Si se dan las condiciones pueden multiplicarse las amortizaciones por el cociente que resulta de dividir el número total de horas diarias que la maquina es usada por los trabajadores, entre 8.

La única condición, además de probarlo, es que se registre contablemente.

 

Empresa familiar. Remuneración en las filiales

 

Recordemos: para acceder a la reducción del 95% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y a la exención en el Impuesto de Patrimonio de la empresa familiar es preciso que la, persona de la familia que realice las funciones de dirección, cobre más del 50% de sus remuneraciones por ello.

¿Qué ocurre si las remuneraciones por funciones directivas realizadas por los administradores de la “holding” son satisfechas por las filiales?

La DGT opina que que, a efectos de la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio,no es preciso que las funciones directivas ejercidas en la entidad “holding” sean remuneradas por la misma, pudiendo serlo por las filiales, siempre que así se prevea en la escritura o estatutos sociales

 

IRPF la reducción del 60% y el alquiler vacacional

 

 

 

Ya hace un tiempo que se puso de moda alquilar viviendas por temporadas (sobretodo en vacaciones) o alquilar habitaciones a estudiantes.

Dado que, en los tiempos que vivimos, la mayoría de las ofertas se anuncian en internet, resulta peligroso pretender no declararlo en el IRPF y, menos aún, si realiza mediante plataformas como Airbnb o booking.

Una vez asumido que hay que declarar, toca buscar como minimizar el coste fiscal. ¿Puede aplicarse la reducción del 60% sobre el beneficio obtenido?

Pues Hacienda opina que no. Y, basa su argumentación en que, para gozar de la reducción, el destino del alquiler debe ser el de satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario, es decir, que pase a ser su vivienda habitual.

Eso no significa, que no pueda deducirse la parte proporcional de los gastos soportados sobre la vivienda.