Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

Uno de los requisitos ineludibles para acceder al ventajoso régimen de consolidación fiscal en el Impuesto de Sociedades es que, cada una de las sociedades que integren el grupo fiscal, tomen el acuerdo de acogerse y lo comuniquen a Hacienda.

Es bastante habitual que, por ejemplo, un cambio en la sociedad dominante, produzca la extinción del grupo fiscal y la creación de un nuevo grupo en el que muchas sociedades serán las mismas que las del extinto.

La duda que se plantea, y resuelve la DGT en una reciente consulta vinculante, es si es necesario que las sociedades coincidentes en ambos grupos vuelvan a adoptar los acuerdos de adhesión al régimen fiscal.

Hacienda opina que, dado que los acuerdos adoptados por aquellas sociedades le fueron comunicados cuando se incorporaron al grupo fiscal ahora extinguido, los mismos deben considerarse válidos para el nuevo grupo fiscal, sin necesidad de adoptar nuevos acuerdos sociales.

No obstante, la entidad dominante, sí que deberá comunicar los cambios en el primer pago fraccionado en que surtan efecto.