Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

A menudo surge la duda de si el IVA prescribe transcurridos 4 años desde la presentación del Modelo 303 de cada periodo de liquidación (trimestral o mensual) o desde la presentación del resumen anual Modelo 390.

Pues bien, el criterio de los tribunales es claro: la presentación de la liquidación periódica es una obligación formal necesaria para el cumplimiento de la obligación material del pago de la deuda tributaria. En cambio, la presentación del 390, si bien facilita la gestión del IVA, no tiene como objetivo inmediato el pago de deuda alguna.

Por tanto, como el resumen anual no sirve para autoliquidar la deuda, su presentación no interrumpe la prescripción.

En definitiva, cada mes o trimestre, con la presentación y pago de la correspondiente autoliquidación, se produce la prescripción del mismo periodo presentado 4 años antes.