Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

La transmisión de la totalidad del patrimonio empresarial no está sujeto a IVA.

La finalidad de la norma, pensada no solo para la totalidad de una empresa sino también para transmisiones parciales cuando lo vendido es una unidad económica autónoma en condiciones de funcionar, es facilitar la transmisión de empresas, aligerando la carga financiera que supone el IVA.

Pero, cuidado, esa no sujeción al impuesto se encuentra comprometida, si el conjunto de elementos transmitidos no es capaz de posibilitar el ejercicio de alguna actividad económica en el momento de su transmisión.

Los bienes transmitidos deben constituir un patrimonio que, por si mismo, constituya un conjunto organizado de elementos patrimoniales capaz de intervenir en el mercado de bienes o servicios. Si lo que se transmite son elementos patrimoniales que, por sí mismos, no son capaces de desarrollar una actividad económica autónoma, la transmisión estará sujeta a IVA.

Además, no basta con que el conjunto de los elementos transmitidos permita desarrollar en el futuro una actividad económica autónoma, sino que deben posibilitar tal circunstancia en el momento en que se produce la transmisión.