Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

 

Desde 2013 sólo pueden aplicar la deducción por adquisición de vivienda habitual aquellos contribuyentes que hubiesen adquirido su vivienda antes de 31-12-2012.

En la práctica, cuando una persona no ha aplicado esta deducción en 2013, 2014 y 2015, se tiende a pensar que no va a poder aplicarla en el futuro. Sin embargo, existen un par de excepciones a esta situación:

• La vuelta a la que fue la vivienda habitual: imaginemos que una persona estuvo deduciendo por vivienda habitual hasta 2011. Ese año se marcha a vivir a otro lugar y deja de aplicar la deducción. En 2016, vuelve a la vivienda que dejó. Pues bien, siempre que se cumplan el resto de requisitos de la deducción, puede retomarse la deducción de las cantidades pagadas en cada ejercicio.

• El inicio del derecho a aplicar la deducción nace después de 2012: un contribuyente vende su vivienda habitual en 2011 y adquiere una nueva. Se aplica la exención por reinversión de la ganancia patrimonial obtenida y, además, había aplicado deducciones por la antigua vivienda. Debido a ello, no puede empezar a deducir por la nueva hasta que lo pagado supere los incentivos aplicados por la antigua. Pues bien, la DGT en reciente consulta señala que, en ese caso, es posible acceder a la deducción en el momento en que dichas cantidades sean superadas.