Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504

 

 

 

Uno de los requisitos para acceder al incentivo fiscal de la empresa familiar en el impuesto de Sucesiones es que, uno de los socios afectados, realice las funciones de dirección de la sociedad, percibiendo, por ello, un sueldo que suponga más del 50% del total de sus retribuciones anuales.

En toda planificación fiscal de empresa familiar se tiene en cuenta el requisito indicado y se supervisa y asegura que, el socio clave, no cobre sueldos superiores de ninguna otra sociedad.

Pero, ¿qué ocurre si, de repente, cae enfermo durante una larga temporada, cobra la prestación de baja por enfermedad y acaba falleciendo?

Pues que, hay que estar atento para cambiar, en el momento oportuno, a la persona que debe cumplir el requisito ya que, la DGT, ha dejado claro en una consulta reciente que, en Sucesiones, el requisito se computa desde el primer día del año hasta la fecha de fallecimiento del causante. Si en ese período las percepciones por baja superan a las percepciones por dirección efectiva de la empresa, no se cumplirá el requisito.