Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

Uno de los requisitos para acceder a la exención en el Impuesto de Patrimonio de la empresa familiar es que una persona de la familia realice las funciones directivas y perciba más del 50% de sus remuneraciones por ello.

Ocurre que, en los grupos, muchas veces se realizan las funciones de dirección en una sociedad que no es la holding o, realizándose en la misma, las remuneraciones son percibidas de otra de las sociedades del grupo.

Un caso habitual es que, el administrador de la holding (en el que realiza funciones directivas de gestión ejecutiva de las participadas) tenga un contrato de consejero ejecutivo para participar en los consejos de administración de las filiales operativas y, que sea una de ellas, la que abone las remuneraciones.

Pues bien la DGT opina que, es indiferente que el pago de las remuneraciones por funciones de dirección, se haga por la entidad holding o por la filial. Sin embargo, recalca que, las funciones directivas, han de referirse a la holding, sin perjuicio de que, además, también las realice en la filial.

Es importante, además, que en los estatutos de la sociedad pagadora de las remuneraciones, esté prevista tal circunstancia