destinatario de la factura¿A quién no le ha pasado nunca? Un error al introducir el NIF en el sistema, un simple despiste, y la factura se emite y envía con el número, importe y fecha correcta pero a un destinatario erróneo.

La tentación es llamar al cliente al que nunca debió enviarse y pedirle que la destruya. Pero, ¿es lo correcto?.

Pues bien, Hacienda considera que el procedimiento correcto es la emisión de una factura rectificativa, anulando la incorrecta, indicando todos los importes en negativo y la emisión de una nueva factura al destinatario correcto.

Conviene recordar que aquellas sociedades incluidas en el sistema SII, remiten sus facturas diariamente a Hacienda, por lo que este tipo de errores deben subsanarse de esta manera, la hayan o no enviado al cliente erróneo.