Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

Las empresas que, en 2016, facturaron menos 6 millones de euros deben realizar los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades de 2017 mediante la aplicación de un 18% de la cuota sistema de un porcentaje de la cuota íntegra del último Impuesto presentado.

Así, antes del 20 de abril, pagarán el 18% de la cuota íntegra del impuesto de 2015 y, antes del 20 de octubre y del 20 de diciembre, el mismo porcentaje sobre la cuota íntegra del impuesto de 2016, que habrá sido presentado en julio de 2017.

Puede ocurrir que, su empresa, tenga previstos unos resultados para 2017 manifiestamente inferiores a los que tuvo en 2015 y/o 2016, con lo que realizaría unos pagos fraccionados de importes más elevados que la declaración final a presentar en julio de 2018. Ello le obligaría a solicitar la devolución de los importes ingresados de más. Devolución que, por lo general, se producirá a finales de 2018, con el consiguiente perjuicio financiero para la Sociedad.

La Ley prevé una solución: la aplicación del sistema de arrastre de base imponible. En esta modalidad de pago fraccionado, se realiza un cálculo cuasi completo del Impuesto en base al resultado real acumulado de los 3, 9 y 11 meses del ejercicio en curso, tributándose por tanto, en base a la realidad económica del ejercicio a un tipo del 17%.

La opción por ese método, debe comunicarse a Hacienda, mediante declaración censal 036, durante el mes de febrero del ejercicio en que desee aplicarse.