Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

Cuando un contribuyente firma un acta de conformidad está prestando su conformidad a los hechos que, en la misma, se exponen. No está aceptando, con ello, una conducta culpable.

Ni siquiera el hecho de que, el sujeto, tenga experiencia, disponga de suficientes medios y esté asistido de profesionales jurídicos permite presumir una conducta dolosa. Siempre debe tenerse en cuenta que el obligado tributario puede estar firmando en conformidad para evitar litigios futuros con Hacienda y que, su comportamiento tributario, puede deberse a simples discrepancias con los criterios de la Administración.

Conviene no olvidar que, la presunción de inocencia, no está excluida del ámbito tributario a la hora de imponer sanciones.