Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

Tal como ocurre con las cláusulas suelo, los tribunales se han pronunciado considerando nula la cláusula por la que los consumidores hemos venido pagando los gastos de formalización de hipoteca (notario, Registro y, más discutible, Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados).

Pero como también ocurre con las cláusulas suelo, una vez obtenida, de la entidad bancaria, la devolución de esos gastos, Hacienda quiere que pasemos por caja tributando en el IRPF.

¿Qué hay que tributar?

– Por la devolución de los gastos, en si mismos, absolutamente nada.

– Si además, percibe intereses de demora, esos deberán tributar como ganancia patrimonial a un tipo máximo del 23%.

– Por último, si esos gastos formaron parte de su deducción por vivienda habitual, deberá -siempre que el ejercicio no esté prescrito- devolver la parte correspondiente.