Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

Uno de los requisitos exigidos por el Impuesto sobre Patrimonio para la exención de las participaciones en entidades, -y, por ende, para la reducción en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, es que las remuneraciones percibidas por el sujeto pasivo o por una de las personas integrantes del grupo de parentesco por el ejercicio efectivo de las funciones de dirección, han de representar más del 50% de la totalidad de los rendimientos empresariales, profesionales y de trabajo personal.

Pues bien, consulta vinculante de la DGT de 19-2-2016, establece que, a efectos del cómputo de estos rendimientos han de considerarse los netos, incluyendo las retribuciones en especie.