En los últimos años, sobretodo a raíz de la sistematización de la obligación para las empresas, de la presentación telemática de todos los impuestos, las actuaciones de revisión de declaraciones por parte de los Órganos de Gestión de Hacienda se han multiplicado.

Los requerimientos, paralelas, liquidaciones provisionales, etc. son cada día más habituales y las empresas deben estar preparadas para atenderlos de un modo eficiente.

Nuestra experiencia en este tipo de actuaciones nos permite defender a su empresa frente a la Administración con las máximas garantías, asegurando que, como mínimo, no acaba pagando más impuestos que los que le corresponden.

Asimismo, en caso de inspección tributaria le representamos ante Hacienda.

Nuestra experiencia y conocimiento del procedimiento inspector deben asegurar un procedimiento justo y con la mínima factura fiscal final posible.