Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

Un contribuyente, recibió una factura derivada de un contrato suscrito, soportó el IVA y aplicó la correspondiente deducción.

Posteriormente, en aplicación de una de sus cláusulas, el contrato fue rescindido.

Dado que la otra parte no remitió la perceptiva factura rectificativa el contribuyente no rectificó las deducciones de IVAque había realizado, lo cual motivó la actuación de Hacienda, quién entendía que debía haberlo hecho.

Pues bien, una reciente resolución del TEAC -modificando el criterio existente hasta el momento- ha dado la razón al contribuyente al considerar que no puede exigírsele la rectificación de las cuotas si no dispone del documento justificativo.