Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

Es sabido que, el IVA ,es un impuesto muy formalista. Así lo quiso el legislador español y así lo aplica Hacienda en sus revisiones.

En principio, si la Administración detecta que una empresa ha deducido el IVA de una factura que no cumple todos los requisitos formales establecidos por la norma, va a considerar como no deducible la cuota soportada.

Sin embargo, eso no es lo que prevé la normativa comunitaria. La Directiva de la CE, antepone la neutralidad del impuesto a los aspectos formales del mismo.

Es por ello que, recientemente, los tribunales europeos han fallado en contra de la Administración española considerando deducibles las cuotas de IVA incluidas en una facturas a las cuales les faltaba el NIF.

Evidentemente, Hacienda continuará considerándolas no deducibles pero, si los importes son elevados, quizás merezca la pena recurrir amparándose en la opinión de la CE.