Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

Como es bien sabido, el IVA se devenga en el momento de la entrega del bien o prestación del servicio o en el momento del pago del mismo si este es anterior.

Ocurre, con mucha frecuencia en la actividad de alquiler de apartamentos turísticos, que los clientes hacen la reserva con meses de anticipación mediante el pago de una parte del precio final. De acuerdo a la norma, el arrendador debería emitir una factura por dicho anticipo con repercusión del correspondiente IVA.

Sin embargo, es habitual, sobretodo si intervienen mediadores o comisionistas internacionales, que en la reserva efectuada no se detallen los datos identificativos del consumidor del servicio (el arrendatario), imprescindibles para la emisión de una factura completa y correcta.

La solución al problema, por lo menos en parte, se encuentra en la factura simplificada que puede emitirse sin identificación del destinatario siempre que el importe de la misma, IVA incluido, no supere los 400€.