Una de las pocas posibilidades de reducir, de una manera efectiva, la imposición en el Impuesto de Sociedades, es la aplicación de la reserva de capitalización.

Dadas las limitaciones que, sobre los incentivos fiscales, la legislación impone a las empresas patrimoniales, no es descartable pensar que no van a poder aplicarla.

Sin embargo, Hacienda ha publicado expresamente en su web INFORMA que, dado que no se establecen limitaciones para su aplicación, las entidades patrimoniales pueden aplicar la reserva de capitalización.