Es sabido que, cuando un contribuyente transmite su vivienda habitual, puede optar por reinvertir el importe obtenido en otra nueva vivienda habitual y, con ello, obtener la exención-total o parcial- en IRPF de la plusvalía obtenida por dicha venta.

Pero, ¿qué ocurre si la reinversión se realiza en un local comercial que será destinado a vivienda habitual?

Pues reciente consulta de la DGT aclara que, es posible gozar de la exención, reinvirtiendo en la compra de un local comercial y acondicionarlo para ser destinado a vivienda habitual, siempre que se cumplan el resto de requisitos de la norma.