Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

Ya hemos comentado en consejos anteriores que los tribunales tienen claro que, Hacienda, para imponer una sanción debe explicar adecuadamente el motivo de la misma.

Pues bien, el Tribunal Supremo acaba de emitir una nueva sentencia indicando que la culpa no se puede presumir y que, la Administración, no puede sancionar basándose en explicaciones genérica, expresiones estandarizadas o un simple relato extenso de los hechos. Se precisa que realice un análisis preciso, puntual y concreto de la conducta que ha tenido el supuesto infractor que sea demostrativa de la existencia de culpa, al menos a título de simple negligencia.

De lo contrario, como en cualquier en cualquier otra rama del derecho, el contribuyente se presume inocente.