Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

Una empresa, debido a un error informático, declara erróneamente el IVA, lo cual, una vez probado, no puede ser considerado como dolo sino de simple negligencia.

La administración tributaria le sanciona por infracción grave por entender que, al ser una gran empresa, le es exigible un mayor grado de diligencia en el cumplimiento de sus obligaciones, por lo que la sanción es procedente incluso en caso de negligencia.

Una vez más, los tribunales reiteran la necesidad de que Hacienda pruebe el dolo o culpa en la comisión de la infracción para poder imponer la sanción, por lo que la misma es anulada.