Descarga nuestro ebook "El camino para reducir tus impuestos" + info
(+34) 934 150 504
(+34) 609 593 923

 

 

Puede ocurrir, por descuido, por estrategia o por cualquier otra circunstancia, que en la interposición de un recurso de reposición se aporte cierta documentación necesaria para la correcta determinación de la cuota tributaria objeto de litigio, que no fue aportada anteriormente en el procedimiento de revisión (gestión o inspección de Hacienda).

Hacienda y los tribunales administrativos opinan, amparándose en la norma, que, en fase de recurso, no pueden tenerse en cuenta pruebas que pudieron aportarse en una fase procedimental anterior, por lo que no la admiten.

Sin embargo, el Tribunal Supremo, en base al principio de tutela judicial efectiva y al principio de proporcionalidad, se ha manifestado en diversas ocasiones entendiendo que, con tal negativa, se está vulnerando el derecho al recurso por un simple defecto formal y que, por tanto, debe admitirse la prueba.