Como es sabido, uno de los requisitos para recuperar el IVA de una factura impagada – vía modificación de la base imponible con emisión de factura rectificativa– es, en caso de concurso de acreedores, cumplir con el plazo de 1 mes desde la publicación del auto.

Hacienda se muestra inflexible en relación a esta cuestión. Si la factura se emite posteriormente, no se admite la modificación y, el IVA, se pierde.

Sin embargo, ante esta situación conviene reclamar ya que, los tribunales vienen fallando a favor del contribuyente por cuanto entienden que, un error formal, no puede lesionar el principio de neutralidad fiscal del impuesto defendido desde la UE a capa y espada.