Es habitual realizar valoraciones de empresas antes de operaciones de compra venta de empresas, pero estas no son las únicas situaciones en que puede resultar útil efectuarlas: herencias, fusiones, capitalizaciones o cuestiones fiscales son algunas de las causas que pueden motivar la necesidad de una valoración.

Nuestros profesionales, partiendo de sus estados financieros. valoran su empresa mediante el método de flujos de efectivo o el método de múltiplos y utilizan otros métodos más clásicos para validar la bondad de los resultados obtenidos.

El informe de valoración le servirá como punto de partida para sus negociaciones.